FOTO EN FAMILIA
Un espacio 
familiar
educativo
de convivencia
informativo
de crecimiento

Es válido pedir un tiempo

27 Abril 2021

Imagen tomada de: https://bit.ly/2QIaJTN

Que importante es respetar y mantener la palabra dada, más cuando nadie nos obliga a ello, sin embargo, sabemos, que una vez que la damos hay que cumplir con lo que ella involucra.

En la medida que nos interrelacionamos, cualquiera sea el rol que desempeñemos, debemos ser fiel a la palabra, entender lo que ella encierra.

Cuando prometemos algo, nos comprometemos a cumplir, puesto que desde ese momento estamos obligados a que sea una realidad, está en juego nuestra conducta, personalidad, confianza, respeto, credibilidad.

Es por eso, que antes de dar la palabra determinemos su alcance, repercusiones, lo que ello encierra, lo que está en juego, a través de ella nos damos a conocer, a que se tenga un buen juicio de nuestra seriedad, que se nos crea, de lo contrario nunca se nos considerara como personas que cumplen lo que promete.

A través de la palabra y nuestros actos, revelamos si somos confiables o no. Así como la seriedad, honestidad y responsabilidad con lo que decimos y hacemos refleja nuestra Integridad.

El incumplimiento de la palabra es un acto de violencia, la desconsideración, la deshonestidad, no hacer lo que se dice, la impuntualidad, incumplir los acuerdos, son actos hostiles, que resultan una burla y una falta de respeto hacia los demás, comprometen nuestra seriedad e integridad personal, y además fomentan el conflicto y la discordia

A todos nos tranquiliza y nos hace sentir confiados, estar o relacionarse con alguien que hace lo que dice, que está comprometido con su palabra y la honra cumpliéndola, alguien que cumple lo que dice que hará, sea lo que sea, y en caso de que realmente no vaya a poder hacerlo, lo comunica con tiempo y se disculpa por su incumplimiento.